Beneficios de los SARMs frente a los esteroides

Beneficios de los SARMs frente a los esteroides

¿Qué son los SARMs?

Los SARMs (acrónimo inglés para Selective Androgen Receptor Modulators) o MSRA (Moduladores Selectivos de los Receptores Androgénicos) son un tipo único de hormonas que actúan como ligandos (una molécula conectada a otra molécula) que se unen a receptores androgénicos celulares.

Los SARMs tienen la capacidad de estimular un receptor de una manera selectiva (en este caso, selectiva al hueso y al músculo) y por lo tanto ofrecen beneficios comparables a los proporcionados por los esteroides anabólicos tradicionales (aumento de la masa muscular, quema de grasa, aumento de la densidad ósea, incremento en la fuerza).

Otra ventaja de los SARMs es que tienen muchos menos efectos secundarios no deseados que los esteroides: toxicidad hepática, agrandamiento de la próstata, atrofia testicular, acné, ginecomastia, calvicie, supresión de la secreción endógena de testosterona al fin del ciclo

Aumento de masa muscular

Los SARMs con mayor eficiencia para aumentar la masa muscular de manera significativa son Ligandrol (LGD-4033), y Testolodrone (RAD 140).
Ligandrol (LGD-4033) es un SARM muy potente y es la opción más eficaz para ganar masa muscular. Sin embargo, este compuesto puede disminuir la producción natural de testosterona, por lo que se recomienda hacer una terapia post-ciclo.

Testolodrone (RAD 140) es otro SARM de gran potencia que fue desarrollado recientemente. Sin embargo, hacen falta más estudios para sacar conclusiones en cuanto a sus efectos secundarios.

2) Reducción de la grasa corporal

El mejor SARM para reducir la grasa corporal sin perder masa muscular se llama Ostarine (Ostarina) y aunque este SARM no es tan potente como LGD-4033, tiene una gran ventaja: su uso no provoca una baja de la producción natural de testosterona tan fuerte como Ligandrol (LGD-4033). Por lo tanto, usualmente sólo se requiere una terapia post-ciclo muy ligera o ninguna.

Cabe mencionar que Ostarine es el SARM más adecuado para las mujeres ya que no provoca efectos masculinizantes.

Beneficios frente a los esteroides

Los SARMs son una opción mucho más segura respecto a los esteroides:

  • No se metabolizan en estrógeno o en DTH
  • Se pueden usar entre cada ciclo de esteroides para evitar la pérdida de masa muscular
  • No causan daño al hígado
  • Su administración es oral
  • No bajan tanto la secreción de testosterona como los esteroides
  • Aumentan la densidad ósea